Hacer simulaciones de Packaging en 3D

Hacer simulaciones de Packaging en 3D

Inauguro éste blog con algo de información sobre un software que me tiene loco.

Habitualmente cuándo se trabaja en packaging désde una agencia de publicidad se suele hacer para clientes con muy poca imaginación, o en ocasiones, para clientes a los que les gusta mostrar los productos “acabados” de forma vistosa en sus reuniones. Y es comprensible, porque sin una vista 3D del objeto en ocasiones es extremadamente difícil imaginarse el aspecto del envase, y mucho menos corregir fallos.

El problema de convencer al cliente

También es normal que en las reuniones e informes que después deben elaborar nuestros clientes deseen poder comparar el aspecto final del producto con el de otros productos similares que compartirán lineal para diferenciarse o a veces incluso para aproximarse a la imagen de otros productos similares y confundir al comprador.

Es por ello que muchas veces, si el cliente es un poco exigente suele pedir maquetas y ficticios para no arriesgarse a dejar en manos de la imaginación el resultado final. Algo bastante costoso, lento y a veces arriesgado, que aumental siempre el coste de ésta fase previa.

También es posible que nuestra agencia esté apostando por un proyecto importante o por convencer de su buen hacer a un cliente, y desee mostrarle de qué es capaz désde el primer momento a base de darle algo tangible y visual.

Pero los tiempos avanzan, y las tecnologías hace años que nos permiten crear ficticios tridimensionales virtuales.

Hacer simulaciones digitales de packaging

Para hacer una simulación 3D hay muchas opciones, pero no son fáciles, y a la mínima que el envase tenga algo que lo haga especial, vamos a necesitar a un verdadero experto en software 3D y una buena cantidad de tiempo para convertir la idea en un 3D que nuestro cliente pueda ver girar.

Lo más habitual es crear una simulación con un software 3D como 3D Studio Max o Cinema 4D. Pero son softwares muy específicos y complejos que no todos los diseñadores dominan con soltura y que están más destinados al área de diseño de producto.

Además, realizar un modelado 3D con un programa específico se sale fuera del flujo de trabajo natural del packaging. Nos obliga a exportar una serie de texturas y a crear el modelado 3D específico para cada trabajo. Es mucho tiempo, y un coste bastante elevado en tiempo y profesionales.

También es cierto, que existen scáners 3D que en ciertos casos nos ahorrarán el tiempo de modelado, pero de nuevo, la mano de obra y el precio por el escaneado son un handicap.

Por ello la opción barata, sencilla y más o menos rápida sigue siendo la maqueta real en la mayoría de los casos.

Pues bien, hace unos años estuve trabajando con un software que tiene su primera versión desde hace ahora unos 9 años y que resuelve drásticamente éstos problemas de tiempo, coste y conocimientos. Poco a poco ha ido mejorando, y ahora ha llegado a unos niveles más que satisfactorios para poder realizar casi cualquier simulación con el mínimo esfuerzo.

¿Cuál es la mejor solución para simular packaging en 3D?

Se trata de ESKO Studio. Un software que complementa a Illustrator en forma de plugins, de forma que se encuadra completamente con el flujo de trabajo del estudio y puede ser manejado fácilmente por diseñadores y arte finalistas.

Puede adquirirse de forma modular según la variedad de cosas que queramos llegar a hacer con él.

A grandes rasgos, partiendo de nuestro original en Illustrator el software de Esko Studio nos permite ver en la ventana del plugin una previsualización 3D.

Literalmente, transforma nuestro original plano en un 3D. Y lo único que tenemos que hacer es partir de una capa con el troquel e indicarle al software que líneas son hendidos y que líneas son cortes.

Por si fuera poco, si el software detecta líneas abiertas o un troquel incorrecto al que no cierre correctamente nos avisa. Por tanto, no es sólo útil para crear previsualizaciones bonitas, sino que nos ayudará a entregar originales más perfectos y realizar comprobaciones de nuestro original para evitar errores.

Una vez tenemos definido nuestro troquel, pasamos a indicarle al software hacia que lado se doblan los hendidos y cuánto. Todo ello cómodamente con deslizadores.

Esto en el caso de las cajas. Pero es que hay más. Con otro plugin podemos hacer etiquetas, envases flexibles y sleevers. Y simplemente con los manejadores controlar los volúmenes de las bolsas, los materiales e indicar las zonas de sellado.

En el caso de botellas, botes, etc. podemos crear en el propio software la forma siempre que sean de eje de revolución o si se trata de formas más caprichosas cargaremos el modelo desde la galería de modelos de Esko o desde un modelo 3D en el formato Collada que hayamos obtenido por otros medios.

Prácticamente todos los supuestos están cubiertos. Y aún van más allá.

Una vez tenemos el modelo, activamos la capa o capas con la imagen y ya tenemos la imagen sobre el troquel representada en 3D. Y cualquier variación que realizemos en illustrator se refleja en tiempo real sobre el modelo. Incluso desde el plugin podemos utilizar algunas herramientas correctivas para hacer que todo encaje. Y en éste punto, cualquier modificación en Illustrator se refleja en el modelo 3D en tiempo real. Por lo que podemos realizar correcciones en el diseño mirando el plano y el 3D a la vez.

Además, con el plugin Visualizer simularemos efectos de metalizado, pantones, relieves, etc. Simplemente indicando la tinta correspondiente y dándole el efecto.

Y para rematar el asunto, con Store Visualizer podemos clonar nuestro producto en grupos, combinarlo con otros productos y colocarlo dentro de una imagen ficticia del lineal de un supermercado bastante personalizable.

Apto si ya tienes un volumen de clientes o muchas propuestas interesantes que presentar

Los precios sólo para los plugins necesarios para conseguir hacer modelos en 3D (sin efectos ni tienda simulada) van en torno a los 3500 – 4000 € + IVA. Por lo que se necesita un buen volumen de clientes que realicen productos de éste tipo para amortizarlo, o al menos la intención de enfocarse en ello a nivel de marketing. Sólo se tiene acceso a la versión que se compra en ese momento, a no ser que decidamos hacer un contrato de mantenimiento que nos cubriría todas las actualizaciones y todas las llamadas al servicio técnico que necesitemos.

Pero el lado positivo es que una vez tenemos éste software en nuestro estudio de diseño, cualquier empleado con un dominio medio de Illustrator puede aprender a utilizarlo en unos pocos dias, sin necesidad de realizar a penas nada de formación y sin conocimientos previos de modelado 3D.

Con el software para diseño de packaging de Esko pronto estaremos presentando nuestras ideas en 3D a casi todos nuestros clientes, independientemente del tamaño del proyecto o la importáncia. El esfuerzo en hacer una presentación del producto con 3D a hacerla sin 3D se convierte en casi el mismo una vez tenemos preparado el diseño o el arte final.

Para más inforamación, la web oficial y ver el folleto promocional de la versión 12.

Aquí tenéis un vídeo en el que se muestra el proceso para convertir varios artes finales hechos en Illustrator en 3D. Primero una caja, luego una bolsa, una botella con etiqueta y una botella de forma especial con un sliver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This